lunes, 3 de diciembre de 2012

no esperar que alguien me quiera y me comprenda sino yo



no soy parte de mi tiempo
no respondo a la temporalidad
no pertenezco a un movimiento
ni a un grupo de artistas
no soporto más el cinismo ni la ironía
no me quieren unos ni otros porque no me porto bien
porque no me hago parte
porque no cumplo con los deberes del pertenecer
y entonces con qué derecho anhelo su afecto, su comprensión?
acaso espero que me acepten, me palmeen y comprendan
sin dejos de desprecio, vanidad o soberbia?
es imposible, ni yo misma puedo dejar de ser aquello que rechazo
no quiero ir a fiestas
quiero despertarme muy temprano y escuchar el silencio relleno de pájaros
no quiero tomar alcohol, quiero tomar mate
no quiero tomar merca, quiero tomar agua mineral natural (no fría)
no quiero preocuparme por faltar a los eventos
no me gustan sentirme paranoica en los eventos
no me gusta meter la pata en público
no tengo cultura general
vivo en un mar vacío donde todo nace por primera vez a cada instante
me cuesta aceptarlo, quisiera manejar nombres de artistas famosos, escritores, actores de películas, fechas históricas importantes, etc., pero no
hace tiempo lo acepté
me queda trabajar el presente
soltar toda esta carga de “no” al pedo
porque tengo: un montón de plantas que sonríen
palabras que bailan en el viento del poema
una paz amorosa que me doy a mí misma
una persona tranquila y que me hace reír que me tiene una santa paciencia
tengo un cuerpo que me dice lo que necesita (mañanas y agua mineral y estirarse)
tengo: ganas de estudiar canciones sin palabras y otras obras para piano
tengo el placer de leer –no puedo leer sin él, si no largo el libro -
tengo algunas personas que me quieren
tengo unas manos que masajean bastante bien
tengo la libertad de ser yo entonces
¿por qué esforzarme para que otros me acepten?
¿por qué ponerme mal por un llamado telefónico de alguien resentido que sutilmente se la agarra conmigo?
¿por qué esperar que alguien que tiene ese dolor adentro, tapado con capas de soberbio desdén por el mundo, me trate con la suavidad de un ser querido?
¿por qué no mejor amarlo yo y soltar ese raspón que me dio su llamado?
¿por qué no dejar de preferir que no haya llamado y mejor decirme: soy capaz de quererlo así y de sentir por debajo de todo eso el cariño que esa persona siente por mí aunque no se dé cuenta ni lo exprese en este instante?
¿y cuál es mi propio cariño hacia mí, más allá del Zeitgeist del que nunca formé parte?
¿por qué no comprender mi desconcierto y mi espanto?
¿por qué no acariciarme y permitirme lo que hay de mí para ser, para dar y no esperar que alguien más me comprenda?

14 comentarios:

federico carugo dijo...

¡Cuánta soledad!

Miri Kuyay dijo...

no entendió naa

Nausica dijo...

¿Y por qué no? Hace un tiempo me di cuenta que si sigo rascandome la piel voy a quedarme sin uñas, si sigo insistiendo en intentar ver cosas que no estan ahi voy a quedarme sin ojos. Porqué no entonces.

Besos van.

Jo-Tsé dijo...

Justamnente estaba releyendo hace un rato como muy a menudo hago a Merleau Ponty y no se qué me llevó a Levinas y boludeando llegué acá y lo que leí es que te preguntás con qué derecho, y tal vez la respuesta sería, con el que mana de la mera existencia: vos estás al derecho, dados vuelta están los demás. Por que la mirada ajena te funda, pero no por ello la asiste un "derecho de pernada moral", que en éste mundo burgués existe disfrazado de segunda naturaleza.

Saludos

Silvio Katz dijo...

Tremenda como siempre.
Y por tremenda es que sos genial.
Te sigo leyendo y no me aburro y eso es mucho, por lo menos para mí.
Gracias.

Silvio Katz

Silvio Katz dijo...

xxx

Silvio Katz dijo...

xxx

Silvio Katz dijo...

Genial como siempre.
No suelo adular a nadie pero me impresiona que siendo quién sos y viniendo de dónde venís,seas tan copada, tan tremenda, tan carnal y tan poética.
Gracias.

Silvio Katz

SK dijo...

Genial como siempre.
No suelo adular a nadie pero me impresiona que siendo quién sos y viniendo de dónde venís,seas tan copada, tan tremenda, tan carnal y tan poética.
Gracias.

Silvio Katz

SK dijo...

Genial como siempre.
No suelo adular a nadie pero me impresiona que siendo quién sos y viniendo de dónde venís,seas tan copada, tan tremenda, tan carnal y tan poética.
Gracias.

Silvio Katz

SK dijo...

Genial como siempre.
No suelo adular a nadie pero me impresiona que siendo quién sos y viniendo de dónde venís,seas tan copada, tan tremenda, tan carnal y tan poética.
Gracias.

Silvio Katz

Juan Martin Cabrerizo dijo...


Salomón podría haber dicho más, pero nunca mejor.

C. Castagna dijo...

Hermoso.

Cecilia Iida dijo...

Querida Garbriela
te contacto con motivo de mi colaboración en una muestra donde se exhibe un trabajo tuyo de texto y fotografía. Quisiera saber si pudieses enviarme tu mail para solicitar tu autorización para reproducir ese trabajo
desde ya muchisimas gracias
Cecilia